Compy con Salmón, Atún, Frutas y Verduras

Compy con Salmón, Atún, Frutas y Verduras. Alimento completo para perros adultos de razas pequeñas.

Formato: 
3 kg
Sin colorantes, Aromas artificiales ni Azúcares añadidos
52% Ingredientes Origen Animal
Proteínas animales deshidratadas (incluyendo 10% salmón, 10% atún), maíz, trigo, grasa avícola (10%, fuente de ácidos grasos omega 6), fibra de trigo, proteínas animales hidrolizadas, pulpa de remolacha, guisantes (1%), zanahoria deshidratada (0,4%), frutas deshidratadas (0,3%) (manzana, pera, mango), sustancias minerales, paredes de levaduras (385mg/kg).
Proteína 30%
Contenido de grasa 17%
Fibra bruta 2,2%
Materia inorgánica 8,4%
Energía metabolizable  390 kcal / 100g 
Aditivos nutricionales: Vitamina A: 24.000UI, Vitamina D3: 1.600UI, Vitamina E: 150mg, Vitamina B1: 5,4mg, Vitamina B2: 12,3mg, Vitamina B12: 92,4µg, Hierro (sulfato de hierro (II), monohidratado): 77mg, Cobre (sulfato de cobre (II) pentahidratado): 13,5mg, Zinc (óxido de zinc): 130mg, Manganeso (sulfato manganoso, monohidratado): 36mg, Yodo (yodato de calcio anhidro): 1,3mg, Selenio (selenito de sodio): 0,1mg. Antioxidantes.

En la tabla de alimentación se indica la cantidad total diaria a suministrar a los perros adultos en función de su peso corporal y estado fisiológico. Debido a que los perros tienen un gran apetito y son capaces de comer de una sola vez la cantidad diaria recomendada, no es aconsejable suministrar el alimento a libre elección, ya que podrían sufrir un aumento de peso no deseado.

Peso del perro adulto (kg) Actividad normal Perros activos Gestación 4 primeras semanas
Ración diaria (g)
1 a 2 30 - 55 40 - 70 30 - 60
2 a 3 55 - 70 70 - 90 60 - 80
3 a 4 70 - 85 90 - 120 80 - 100
4 a 5 85 - 100 120 - 140 100 - 110
5 a 6 100 - 120 140 - 160 110 - 130
6 a 7 120 - 130 160 - 180 130 - 150
7 a 8 130 - 145 180 - 200 150 - 160
8 a 9 145 - 160 200 - 220 160 - 180
9 a 10 160 - 175 220 - 230 180 - 190

 

Cambio de alimentación

Algunos perros son muy sensibles al cambio de alimentación pudiendo producirse rechazos del nuevo alimento e incluso diarreas o vómitos si el cambio se realiza bruscamente. Por ello, cuando cambie de un producto a otro, recuerde que deberá reducir gradualmente su alimentación actual y añadir el nuevo alimento durante 1 semana, hasta que se convierta en su alimentación exclusiva.